Sun cabo


No hay nada como la luz después de una tormenta.

Sólo tenemos la orilla de arena aquí: charcos, suelo blando, y el viento extrañamente cálida desde el sur.